martes, 30 de septiembre de 2014

Cazuelita de patatas y almejas

Cazuelita de patatas y almejas en salsa verde



Con emoción te hago entrega de este nuevo post. Como ves es una receta con aires muy vascos!
Mis primeros pasos en la cocina fueron guiados y tutelados por la cocinera más grande que he conocido: mi tía Garbi (en su haber muchísimos mas de 8 apellidos vascos, me perdería en el tiempo contando).
Ella no paso a los anales culinarios por ganar estrellas o rosetas...
Pero su impronta fue para mí, sin dudarlo, la más importante. Ella me enseñó o transmitió, sin quizás darse cuenta, lo que es más importante al cocinar: cariño y dedicación.
Mi tía Garbi nunca puso límites en la cocina (como tampoco en su vida ordinaria) a estos dos conceptos y por eso fue grande.
La receta que presento hoy son unas patatas en salsa verde con almejas (eso en plan lujo, sino con unas chirlas está de cine).
La salsa verde es una de las tres salsas vascas por antonomasia y ciertamente no encontrarás a dos cocineros que la hagan igual. Recuerdo en casa de mis tíos polémicas nunca resueltas sobre cómo preparar la merluza en salsa verde,  épicas tertulias!!!


Como siempre simplificaré modos y maneras, como ya me conoces sabes que no soy nada purista. El resultado es fantástico y además el plato es muy adecuado para empezar con la cuchara en este principio de otoño.

Ingredientes

4 dientes de ajo
75ml aceite de oliva
1 manojo perejil
4 patatas peladas, a rodajas
200g de almejas o chirlas
500ml de fumet (si puedes usar agua y cubito de pescado!!)


Pauta

1-Procesar en robot el perejil, los ajos y el aceite.
2- Sofreír en cazuela de barro o hierro fundido la mezcla anterior.
3-Añadir las patatas y rehogarlas unos minutos sin que tomen color en la cazuela.
4-Incorporar el caldo o agua con cubito.
5- Añadir las almejas y dejar en "chup chup" hasta que las patatas estén cocidas.

Advertencia:
¡¡No me seas puristas!!
Las cantidades de los ingredientes son muy indicativas. Estas dependerán mucho del tamaño de los ajos, del manojo de perejil, de si las patatas son más o menos nuevas....
¡¡Atrévete a dejarte guiar por tu intuición culinaria!!

Por cierto,  ¿Cómo definirías cariño?
Podría ser cuando el amor se hace tangible en las cosas  cotidianas...???
Te reto a usar esos ingredientes: cariño y dedicación y también a soltarte la melena y usar tu intuición y olfato culinario!!!
Cuéntame, ¿Te atreves?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...