martes, 25 de marzo de 2014

Pollo al horno en salsa fresca de yogur y azafrán

Pollo al horno en salsa fresca de yogur y azafrán







Después de dos entradas dulces comparto hoy una receta de pollo asado muy primaveral.
Quería ofreceros un segundo plato que tuviera todas las ventajas y ninguna desventaja, creo que esta receta lo consigue. El pollo es una carne económica, que gusta a todo el mundo de pequeños a mayores. Si os fijáis no hay carta de restaurante en el mundo que no tenga un plato de pollo (a excepción de los vegetarianos!).
Para esta carne adaptarse a cualquier guarnición es pan comido. Podéis maridarlo con patatas cocidas nuevas, arroz salvaje e incluso unos simples raviolis de espinacas.
Este es un pollo al horno que previamente se marina. El propósito de marinar es dar aroma y humedad a la carne de forma que ésta quedará jugosa sí o sí. No voy a agobiarme pensando en el resultado porque el éxito es seguro.


Me siento ya llena de luz y primavera y quiero que mi mesa lo refleje. Nada de salsas pesadas o grasientas. Un yogur aromatizado con unas hebras de azafrán, serán una opción perfecta para acompañar el pollo. El azafrán le dará  ese color dorado tan apetecible y un punto cálido que no es de verano canicular todavía!
Una vez el ave está en el horno puedes dedicarte a todo lo DEMÁS, que seguro es mucho. Quizás puedas regalarte con la lectura de un buen libro o a poner una mesa de Domingo bonita. Este es un  plato de fiesta en familia sin duda.
Si quisieras adaptarlo a una cena de amigos un poquito más elegante, agénciate de esos pollitos mini-individuales que venden en cualquier supermercado.
Yo he optado hoy por regalarme con un pollito de corral, me doy ese gusto con la excusa de probar la receta como corresponde!
Si el plato se quiere consumir a posteriori se puede guardar en un contenedor en la nevera con los jugos de cocción y recalentar, cuando convenga, en una olla tapada a fuego medio.
Este pollo una vez hecho se congela y descongela muy bien, recomiendo usar bolsa de congelados a fin de ahorrar espacio en el congelador.
La salsa de azafrán no es apta para la congelación, puedes presentar el pollo sin esta salsa fría y en su lugar solo con los jugos del horno calientes.

Ingredientes

1 pollo entero listo para asar 1,5-2Kg

Para la marinada

2C aceite de oliva
8C yogur griego
8 dientes de ajo
25 g jengibre (atreveros con esta raíz, combinada con el ajo resulta super fresca)
3c comino en polvo (podéis prescindir pero si disponéis de esta especia usarla y me decís)
1 guindilla o 2 para los atrevidos
2C zumo de limón
2c sal

Para la salsa de yogur al azafrán


Buen pellizco de hebras de azafrán (toledano preferentemente)

1C leche
3C mayonesa (de bote)
225g yogur griego
1 diente ajo rallado
1c zumo de limón
1 tomate ensalada cortado a cubitos(opcional)

Pasos

1- En un robot de cocina mezclar los ingredientes de la marinada.
2- Marinar en una bolsa de plástico de congelar el pollo. Ésta es una forma efectiva de marinar, sino hay que pintar el pollo con el marinado frecuentemente y ¡estamos demasiado ocupadas para eso!
3- Marinar de 1hs a toda la noche en nevera.
4- Hornear a 180ºC durante 2 hs aproximadamente.(depende del peso del pollo)
5- Si os da la vida es bueno ir regando el pollo con el marinado de la bolsa sobrante o los jugos de cocción del propio pollo.
6- Llevar la leche a ebullición con las hebras de azafrán y dejar unos minutos en infusión hasta que se enfríe.
7- Mezclar los demás ingredientes de la salsa y añadir a éstos la infusión de leche y azafrán.
8- Comprobar que el pollo está hecho: si de su interior los jugos salen claros al levantar lo está cocido, si salen color rosa oscuro todavía está crudo.
9- Servir el pollo en una bandeja rociándolo con los jugos de cocción y acompañado de la salsa de yogur en una salsera chula.
10- Guarnición a vuestra libre albedrío.

PD: abreviaturas: C es cucharada, c es cucharadita.
Otra PD: Podéis usar yogur normal pero queda muchísimo mejor con el griego, os lo aseguro.
Hay que ver que mandona soy!
And last but not least!
Esta es una receta fantástica para empezar la operación bikini, sobre todo si usáis yogur bajo en grasas y lo acompañáis de una ensalada de mango y tomate.


1 comentario:

  1. Me parece superinteresante, el pollo asado tiene muy largo recorrido, pero a veces se acaban las ideas, tiene que ser necesariamente un yogour griego? Así lo haré de todas formas. Lo de ver si el asado está hecho por el color de los líquitos, me parece una idea estupenda. Si que distingo el color y ya se que está, pero es que además lo pinchaba con un tenedor ó cuchillo y lo destrozaba un poco, así no se estropea el ave. Buena idea, supongo que elemental, pero son las que ayudan en el día a día.

    ResponderEliminar

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...