miércoles, 29 de enero de 2014

Ensalada de calabaza y queso de cabra

Ensalada de calabaza y queso de cabra




Esta que os presento es una ensalada de invierno.
¿Por qué olvidamos la ensalada en invierno?
Siempre la misma hoja, aliño, tomate, cebolla y poco más. Incluso en verano es sota, caballo y rey.
Esta es una ensalada de plato único ligero, o  fantástico primero. Es una ensalada equilibrada y tiene ese punto cálido de la calabaza, el gesto punzante que da el queso de cabra, un buen aceite de oliva y un vinagre denso y negro (cualquiera a tu elección). Suuupeeerrr!!!
Se puede, por supuesto, vestir esta receta básica con: frutos secos, semillas de girasol, costrones de pan o incluso virutas de jamón serrano.
Pero te dejo la receta sencilla en plan "little black dress" para que puedas adornarla a tu gusto .... o no!



Ingredientes
250g calabaza en cubos de 2cm aprox.
1 rodaja de rulo de queso de cabra.
1 bolsa de lechuga de cualquier marca mejor crujiente tipo cogollo.
1 cucharada hierbas provenzales.
Aceite de oliva.
Vinagre de Jerez o Módena.





1- Precalentar el horno a 210C
2- Hornear la calabaza con un chorrito de aceite y las hierbas. Esto tomará aproximadamente 20 min.
3- Una vez la calabaza esta dorada, resérvarla.
4- En un bol poner la lechuga, encima la calabaza y desmenuzar finalmente el queso de cabra sobre la lechuga y calabaza.
5- Aliñar con un chorro de buen aceite y el vinagre.
Lista!

Si no dispones de calabaza previamente cortada en bolsa, el truco es partir la calabaza en dos y hornearla con piel. Una vez asada sacar medias lunas de calabaza asada con una cucharita de café.
La calabaza se puede guardar una vez horneada en la nevera para utilizar mas tarde o al día siguiente, recalentarla ligeramente para la ensalada en el microondas.

No dejéis de contarme qué os parece la receta, y animaros a hacerla!! Veréis que delicia!
Hasta la próxima!!


jueves, 23 de enero de 2014

Robot "Ayuda Mamás"

La industria robótica invierte en crear y construir una mamá.

Estas líneas que escribo son una reflexión que sucede después de leer un artículo de David Pérez en el Confidencial titulado "Un pequeño robot que te recuerda tareas (como tu madre)".
Aquí el simpático aparato con sus "hijos" sensores
El artículo informa de la comercialización de un pequeño "gadget" que con la ayuda de otros digamos "hijos" de este "sense mother" (ese es su nombre), consigue  gestionar la casa.
Esa no es su única tarea, su función se extiende a monitorizar y mejorar inteligentemente a las personas que forman parte del hogar. Esto último hasta ahora no era posible "comprarlo".
Somos los padres, y a veces en su mayoría las madres, las que nos ocupamos dentro de la familia de gestionar las actividades, y más aún las actitudes, de sus miembros con  la encomiable tarea de mejorar su persona.
Tras mi reconocimiento y rendida  admiración a los cerebros, equipos, industrias etc, que diseñan estos robots y la increíble cantidad de dinero invertida en estos sistemas, me pregunto:
Seria posible que consideráramos nosotras, "las mamás", la necesidad de formarnos y reciclarnos en nuestro trabajo en casa?. Si la industria lo ve valioso, ¿por qué nosotros no?
Invierto, inviertes, tiempo, ese oro preciado, en regenerar tu acción en algo tan rentable y valioso como tu casa, familia...??
Y ahora me pregunto, entre el bonito Sense Mother y yo, ¿a quién preferirán en  mi casa? ¿Y en la vuestra?  ¿Estaría reñida la elección?
Contadme vuestras opiniones!

viernes, 17 de enero de 2014

Farfalle con salteado de col rizada y mozarella

Farfalle con salteado de col rizada y mozarella
Un plato económico y delicioso
O como a mi me gusta llamarlo "farfalle anglo italiano". Esta es una de mis primeras recetas, una de las que enseñé a mi primer grupo de alumnas. Mi amiga Nuria, incondicional alumna (y todo lo demás!), dice que la sigue haciendo a los suyos y que siempre es un plato ganador.

Anglo porque se saltea col rizada y bacon (clásica combinación sajona). La componente italiana del plato la dan la mozarella y los piñones.

Es un plato robusto y equilibrado, que huye de la clásica salsa de tomate. 


Receta 6 personas

400g Farfalle

1 col rizada pequeña
100 a 150g lonchas de bacon a trocitos
1 bola de mozarella o 2!! al gusto
50g piñones




1- Hervir los farfalle al dente, colarlos y refrescarlos con agua fría (ese es el truco para que la pasta no se pegue, nunca añadir aceite al agua de cocción ésta se añade tan solo una cucharadita de sal)
2- En este punto se pueden guardar los farfalle en un envase y usarlos posteriormente.
3- Cortar la col fina a rodajas pero no agobiarse si queda un poco ancha (no somos ni pretendemos ser chefs profesionales!)
4- Tostar piñones en una sartén.
5- En esa misma sartén saltear con un chorrito de aceite el bacon e incorporar la col. Una vez mezclados los dos añadir un chorrito de agua (50ml aproximadamente). Esto se hace para desglasar los jugos del bacon y crear vapor, de esta forma la col queda cocida al dente y no sobre hervida como suele ocurrir. Se preservan así al máximo las vitaminas de la verdura.
6- Finalmente incorporar y mezclar la pasta. Rehogarlo todo junto para que tomen aromas uno de otro y finalmente añadir la mozarella en trocitos y los piñones.
Con el calor la mozarella se fundirá y  amalgamará todos los demás componentes del plato: col, bacon, etc...

Es un plato de pasta de invierno de bajo presupuesto, equilibrado y sin la consabida salsa de tomate o crema de leche!!
No dudéis en sustituir la mozarella por trocitos de queso de cabra curados, el contraste de sabores es mas punzante! Los piñones no son baratos y pueden obviarse o sustituirse por otro fruto seco mas barato, siempre hay un puñadito sobrante en un rincón.
Espero que os guste y resulte útil este plato. Animaros a hacerlo y contarme luego!

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...