miércoles, 4 de julio de 2012

¿Que tal te llevas con tu nevera?

La nevera es un lugar que tiene mucho movimiento y requiere de una atención especial para asegurarnos que mantenemos la higiene necesaria para que los alimentos estén siempre    en condiciones. Es habitual que guardemos comida en envases además de la fruta, verdura... y todo ello  requiere vigilar a menudo si siguen en perfecto estado. Hay que asegurarse que los botes o envases, si se tumban, estén muy bien cerrados para que no viertan contenido que puede causar olor. En ocasiones  no recordamos la fecha en la que metimos un tupper por lo que conviene tener siempre a mano un rotulador o etiqueta  y anotar fuera del mismo el día que lo cocinamos, evitaremos así demorarnos en su consumo.  Para la limpieza tenemos que tener en cuenta que de vez en cuando hay que dedicarle un momento a fondo .

1. Antes de empezar con la nevera procura que encimera y fregadero estén totalmente limpios  y despejados.

2. También elimina la bolsa de la basura y coloca una nueva.
3. Recoge también los platos.
En definitiva, estos tres puntos en resumen quieren decir que no tengas nada en la cocina que ocupe espacio, lo necesitarás. Además de que tengas todo limpio para colocar y quitar cosas que saques de la nevera.
4. Apaga tu nevera y desenchúfala.
5. Aquí empieza el trabajo, nos aconsejan empezar con el congelador. Retira el hielo y las cubiteras (en caso de tenerlas) y lávalas.
6. Retira todo lo que esté en el congelador salvo los paquetes que no estén abiertos, por eso lo mejor es hacer la limpieza cuando tengamos la nevera prácticamente vacía.
7. Pon todo lo que esté abierto (bolsas, contenedores,...) sobre la encimera.
8. Ahora empezamos con la nevera, empieza por la parte superior y retira todo aquello que esté abierto, lava todos los tuppers, y otros contenedores, como platos y bandejas.
9. Una vez todo esté fuera , limpio y seco coloca nuevamente cada cosa en su bandeja o contenedor independiente y ve colocándolo en la cocina por repisas.
10. Mira las fechas de caducidad y aprovecha el momento para hacerla lista de la cuenta.
11. Haz lo mismo con lo que tienes en la puerta de la nevera.
12. Llena el fregadero de agua y detergente.
13. Lava una por una en el fregadero las estanterías de la nevera, frotando bien con una esponja y secándolas. Puedes utilizar también líquido limpia cristales o vinagre.
14. Lava los envases que estén sucios por fuera pero siempre cerrados.
15. Introduce los estantes.
16. Introduce la comida intentando llevar un orden.

2 comentarios:

  1. Esto de la nevera está muy bien, para recordar cosas que aunque de sentido común, pueden olvidarse con las prisas.Está muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas que parecen básicas, pero luego se nos escapan. Por las prisas, o porque no caemos en la cuenta.

      Eliminar

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...